2 nov. 2012

Métodos de aprendizaje


Relataría:
Un proceso cognitivo- el proceso de composición. 
Cassany

POR:

Mateo Toro
Alexa García
Carlos Bedoya

El proceso de composición es interno, va ligado al lector y a su estilo. No puede ser observado o medido. Los métodos de análisis que se usan para evaluar los procesos de escritura en las personas son: el introspectivo, donde se hace un análisis subjetivo a partir de que el sujeto a evaluar recuerda su proceso y lo describe.  Y el protocolario en el cual el sujeto verbaliza el proceso mientras lo lleva  a cabo, aunque dicho método está sujeto a errores.
La escritura, como cualquier proceso comunicativo, es un acto motivado por un fin, ese es el problema retorico al cual nos enfrentamos, derribar la primera pared entre la motivación de escribir y la escritura misma. Este reto está formado por todos los elementos implícitos, tales como el tema, el código el canal y el escritor mismo.  El primer paso para derrocar el muro que nos separa del proceso de escritura, es pensar en la audiencia, el tiempo y el tema a tratar, de esta manera el contexto empieza a tomar forma. El buen escritor hace un análisis de manera completa para escribir un texto que se ajuste a todos los aspectos.
El proceso de escritura, para su efectividad, debe ser seguirse paso a paso, iniciando con una planificación mental del objetivo. Seguidamente la generación de ideas que pueden surgir de manera estructurada o desfragmentada, que posteriormente serán organizadas de manera conveniente según los objetivos del texto.
La redacción consiste en verbalizar las ideas y consignarla de forma visible y comprensible. Dicho proceso debe ser cuidadosamente seguido por un examen periódico, que permite detectar problemas que impidan la fluidez del escrito.
Todas estas etapas no son indispensables y complementarias, pero deben ser controladas por un monitor, que regule los tiempos que se emplean y los momentos adecuados para realizar cada acción.
El almacén de las ideas, donde se guardan los elementos que posteriormente se convertirán en el producto final es la memoria a largo plazo.
En cuanto a los objetivos, los trazamos de manera que algunos abarcan otros más pequeños. No se gestan previamente, se desarrollan durante la escritura. Estos marcan la pauta. Resolvemos los objetivos pequeños y reevaluamos constantemente los grandes.
 La utilidad  de hacer borradores reside   que son  estos los que nos permitirán llevar a cabo un excelente escrito.
Nos explica con un el paso a paso de  6 borradores.
En los primeros borradores Es donde se  plantean  los objetivos los cuales nos dan un camino a donde se quiere llegar.  Se van desarrollando  de una manera muy superficial  las ideas de cada objetivo, También se dan algunos ejemplos sin preocuparse  por la expresión más adecuada para el lector (en prosa de escritor)
Es válido  escribir  palabras sin alguna coherencia que más adelante serán ordenadas  Se empieza a seleccionar  y omitir frases
 Para los últimos borradores es donde se empieza a darle forma  a las frases  y a enlazarlasCoherentemente.
Se va llegando al texto final .Es aquí donde se  buscan  las palabras más idóneas para el lector (prosa de lector) Es decir se buscan las palabras más conocidas para el lector de tal manera que sea más comprensible la lectura del texto.  Y por último se pulen los detalles y  se le da el toque final. Para llegar finalmente a la terminación del texto
En conclusión la composición es un asunto de decisiones que se toman mientras se escribe. Su evolución depende del autor y de sus propósitos con el texto, y esos objetivos que se mueven libremente en la mente nos permiten crear nuevos conceptos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario